Opah, el pez de sangre caliente

Desde pequeños nos enseñas que los reptiles, anfibios y peces son de sangre fría (poiquilotermos) mientras que aves y mamíferos son de sangre caliente. Investigaciones recientes de la la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos están cambiando esta clasificación con el descubrimiento de que este particular pez, el Opah, que puede mantener su cuerpo caliente.

El Opah, Lampris guttatus, es un pez de aguas profundas que habita en aguas tropicales templadas de todo el mundo. Este descubrimiento reciente fue publicado en la revista Science, en ella nos afirma que este curioso animal es capaz de mantener la temperatura de su cuerpo 5ºC superior a la del agua de su alrededor. Esta capacidad le permite nadar más rápido, reaccionar más rápido y tener una mayor visualización todo lo contrario a sus colegas de las aguas profundas.

Y ¿Cómo calienta la sangre el Opah? Todos los peces tienen dos tipos de vasos sanguíneos en sus branquias, vasos que llevan sangre desde el cuerpo para recoger oxígeno y otros vasos que llevan sangre oxigenada de regreso. En el opah, la sangre entrante se calienta después de circular por el cuerpo del pez. Esto se debe a que nada agitando rápidamente sus aletas pectorales, en lugar de ondular su cuerpo como hacen muchos otros peces, para impulsarse a través del agua, un proceso que genera mucho calor. En sus branquias, los vasos están estrechamente agrupados uno contra el otro, de modo que los vasos sanguíneos entrantes pueden calentar la sangre saliente antes de que vaya a cualquier otro lugar.